La Comisión de Reactivación Económica sugirió que el intendente Guillermo Montenegro extienda hasta el próximo miércoles la prueba piloto de reapertura de los cafés en Mar del Plata.

Fue tras la reunión de este jueves, donde autoridades municipales e integrantes de todos los bloques del Concejo Deliberante determinaron la prórroga de la prueba que vencía el viernes, tras catorce días de implementación.

Ahora, con el visto bueno del jefe comunal, se extenderá por cinco días más y mientras tanto se hará una revisión de la situación epidemiológica de Mar del Plata, donde los casos de coronavirus aumentan drásticamente luego de los brotes en el Hospital Houssay y en el geriátrico Namasté.

A partir de un pedido del intendente tras el incremento de los contagios, la comisión no avanzará con nuevos permisos precarios para la reapertura de otros rubros que están a la espera, como el sector gastronómico local.

De esta manera, las confiterías podrán abrirtodos los días desde las 7 hasta las 19. Esta actividad reabrió bajo un estricto protocolo. Permiten hasta cuatro clientes por mesa y la distancia social entre las personas es de 2,25 metros. El uso del tapabocas es obligatorio cuando los clientes dejan de consumir.

Los cafés pueden poner mesas en la calle y los ambientes deben estar ventilados permanentemente. Además, no está permitido utilizar el transporte público y se establece la permanencia máxima limitada y la espera afuera del local por parte de los clientes.

Los cafés no habían sido habilitados por el Gobierno provincial pero con esta herramienta el intendente los habilitará de forma provisoria hasta tener el aval correspondiente del gobernado Axel Kicillof.

Comentá y expresate