La Conmebol decidió este domingo postergar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca, que se iba a disputar a las 17. Lo confirmó el titular de la Confederación, Alejandro Domínguez, quien aseguró que "no está dada la igualdad de condiciones"

Asimismo, Domínguez señaló que convocará a los presidentes de los clubes, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio, a la sede de la Conmebol en Asunción (Paraguay) para definir la fecha en la que se jugará el partido.

"No están dadas las condiciones. No hay igualdad de condiciones. Un equipo fue agredido. Queremos que se juegue cuando haya igualdad de condiciones", expresó Domínguez.

Minutos antes, el capitán de Boca, Pablo Pérez, había sido trasladado al sanatorio Otamendi para realizarse un nuevo control oftalmológico.

La postergación, lógica pero tardía luego del ataque sufrido este sábado por los jugadores de Boca, fue comunicada por Domínguez este domingo a las 14, en diálogo con la cadena Fox Sports.

Comentá y expresate