La Unidad Disciplinaria de la Conmebol rechazó la petición de Boca para ser proclamado campeón de la Copa Libertadores de América 2018 sin jugar y ratificó que habrá Superfinal ante River.

El Tribunal además ordenó a a la Conmebol que reprograme el encuentro: todo indica que la Superfinal se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, la casa del Real Madrid, el domingo 9 de diciembre a las 16:30 (hora de la Argentina). Las autoridades españolas se encuentran ultimando los detalles del operativo de seguridad para que la confirmación de la sede sea oficial.

"El Tribunal de Disciplina de la Conmebol no hace lugar a lo peticionado en la denuncia por el club Atlético Boca Juniors en fecha 25 de noviembre y su ampliación presentada en fecha 27 de noviembre de 2018″, señala el fallo que la Confederación Sudamericana subió a su sitio web.

A su vez, la Unidad Disciplinaria le otorgó a Boca siete días corridos para realizar su apelación, cuya cuota para hacerse efectiva es de 1.000 dólares estadounidenses.

El fallo está firmado por tres de los miembros del Tribunal: Eduardo Gross Brown (Paraguay), Amarilis Belisario (Venezuela) y Cristóbal Valdes (Chile).

El argentino Diego Carlos Hernán Pirota no estaba apto para emitir el sufragio por tener la misma nacionalidad que los clubes afectados. En tanto, el miembro restante, el brasileño Antonio Carlos Meccia, fue el elegido por el azar para que no emitiera su voto, ya que se requería un número impar de los representantes del Tribunal.

En tanto, en un fallo anexo, por los incidentes en las inmediaciones del Monumental en la previa de la Superfinal trunca del sábado, el Tribunal sancionó a River con dos partidos a puertas cerradas en torneos internacionales a partir de 2019 y una multa de 400.000 dólares.

Fuente: Infobae.

Comentá y expresate