El reconocido escritor Gabriel Rolón fue invitado al programa “Reserva para dos”, que se emite por la pantalla de Canal Diez, y habló sobre el gran afecto que tiene por Mar del Plata.

Embed

“Cuando tenía 5 años un sábado a la mañana me dijo mi mamá que mi tío nos llevaba a dar una vuelta en el auto. Para una vuelta era demasiado largo, eran como 10 horas. Cuando llegamos, mi papá me dijo ‘cerrá los ojos’, se bajaron con mi mamá, y me dijeron: ‘Mirá este es el mar’. Yo miraba la cara de emoción de mis viejos que por primera vez tenían 3 días de vacaciones”, contó en la entrevista con Germán Lagrasta para el programa que se emite los domingos a las 22.15.

Y ahí comenzó el amor de la familia Rolón por la ciudad. “Mis viejos se enamoraron de Mar del Plata, venían cada vez que podían. En un momento veníamos todos los fines de semana. Toda mi infancia y mi adolescencia”.

Mis viejos tomaron una decisión drástica. Papá murió y sus cenizas están esperando que mamá muera, que ojalá falte mucho tiempo, porque mamá quiere ser cremada, que mezclemos las cenizas de los dos y las tiremos en Punta Iglesias. Es el lugar donde fueron felices, donde caminaban, amanecían. Mirá si será importante que lo que quede de mi historia y de mis viejos quedará acá”, aseveró el escritor.

“Cuando me entregaron la mención de visitante ilustre de Mar del Plata fue la primera vez que lloré sobre un escenario. Pensé en los ojos de mis viejos y pensé si estuviera mi viejo. Tengo un lazo muy potente en la ciudad, es uno de mis lugares en el mundo. Venir a Mar del Plata es encontrarme con mi viejo”, concluyó.

Comentá y expresate