La Corte Suprema de los Estados Unidos desestimó este lunes el pedido de la Argentina para que una demanda por la estatización de la compañía YPFse resuelva ante los tribunales argentinos al confirmar la jurisdicción estadounidense.

El pronunciamiento del máximo tribunal estadounidense tiene que ver con una demanda por unos 3 mil millones de dólares presentada por el estudio jurídico neoyorquino Burford Capital, al que muchos equiparan con un fondo “buitre” en representación de dos accionistas minoritarios cuando YPF fue reestatizada.

La resolución ratificó un fallo del año pasado de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estadios Unidos que permitió a Petersen Energia Inversora SAU, una subsidiaria del Grupo Petersen que era propietaria del 25 por ciento de YPF, seguir adelante con sus reclamos de incumplimiento de ley.

La demanda acusa a Argentina de expropiar el 51 por ciento de YPF SA en violación de un estatuto de la compañía que requiere que cualquier oferta de adquisición sea acompañada por una oferta pública.

“YPF no hizo cumplir una disposición que elimina los derechos de voto y dividendo de cualquier adquirente. Esos estatutos se adoptaron en 1993, cuando YPF era una empresa estatal y pasó a ser privada”, señaló el escrito.

La Corte respondió así a la presentación que había hecho el Gobierno argentino de un recurso de “certiorari” (presentación directa) ante el máximo tribunal, en el que planteó la falta de jurisdicción de los tribunales norteamericanos para analizar la demanda del fondo Burford.

A finales de mayo pasado y a pedido de la Corte, el gobierno de Estados Unidos presentó su opinión no vinculante en contra del pedido de Argentina de traer la demanda a los tribunales de nuestro país, pero los abogados representantes del Estado argentino lo rechazaron con el argumento de que de ese modo se “eliminaría la inmunidad soberana por actos de expropiación, ampliando dramáticamente la jurisdicción de los tribunales de los Estados Unidos”.

Tras la decisión de la Corte, la causa volverá a la jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska. Esta había fallado a principios de este mes a favor del pedido de Argentina de suspender el juicio hasta tanto se expidiera el máximo tribunal sobre la jurisdicción correspondiente.

Comentá y expresate