Después del éxito de la serie El Chavo del 8, Carlos Villagrán, quien interpretaba a Quico, ganó fama internacional y su carrera fue en ascenso. Sin embargo, más de 40 años después de su estreno, el actor reveló la estafa millonaria que sufrió tras el enorme éxito.

Embed

A pesar de conseguir popularidad y cosechar importantes sumas de dinero con eventos, giras y merchandising, el artista mexicano tuvo que afrontar serias dificultades financieras después de su participación en el ciclo creado por Chespirito.

“Dos hombres me propusieron asociarse conmigo para hacer una marca de ropa, que se iba a llamar Quico’s Word. La idea era vender en todos los países donde pasaban El Chavo”, empezó relatando en un medio azteca.

“Estos señores se fueron con el dinero. Nunca más aparecieron. Tuve que hipotecar mi casa. La perdí. Me quedé sin nada. Atravesé problemas económicos. Afortunadamente, gracias a Dios, con el tiempo pude recuperarme y salir adelante”, completó Villagrán el episodio que casi lo lleva a la bancarrota.

Discusiones y celos detonaron su salida de “El Chavo del 8”

El actor recordó que Chespirito decidió sacarlo del programa por celos profesionales. “Quico (fue sacado) porque era un personaje muy querido. Eso empezó a despertar la envidia, el egoísmo, el celo profesional de Roberto Gómez Bolaños. Poco a poco Quico fue robándole popularidad al mismo Chavo. Por esa razón, un día me eliminaron del programa”, rememoró.

A pesar de que nunca volvió a protagonizar un éxito semejante, Villagrán encabezó sus propios espectáculos en distintos países y un nuevo programa humorístico. “Con una productora independiente en México, junto a Ramón Valdés, hicimos ¡Ah, qué Kiko!, que fue el último programa en el que Don Ramón trabajó antes de su muerte”, cerró.

Comentá y expresate