Con la certeza que con decisión, equipo y buena gestión se pueden dar mejores prestaciones a los vecinos, el precandidato a intendente por Consenso Federal, Santiago Bonifatti, aseguró que en el municipio “la deuda más grande es hacer funcionar lo que tenemos”.

“Queremos que Mar del Plata y su economía se desarrolle, que salgamos salgamos del récord de desocupación y despidos por goteo”, planteó durante su participación de este miércoles en “Estudio Político”, el programa periodístico de Canal 10.

El actual concejal por el partido vecinal Sumar consideró que el próximo intendente debe encaminarse a lograr una ciudad “con servicios públicos que se presten” y para eso entiende necesario y prioritario “reconstruir confianza para que todos juntos podamos progresar”. “Si el municipio no cumple la ciudad va a estar abandonada”, advirtió.

Entre las prioridades que tiene la próxima gestión destacó el fortalecimiento del patrimonio vial y se fijó como una de las cuentas pendientes la finalización de algunos de los polideportivos que se construyeron durante el anterior gobierno y aun no pudieron ser inaugurados, obra sobre la que hizo una autocríítica.

“Quizás no debimos haber encarado todos los polideportivos juntos”, admitió sobre uno de los errores que admite de la gestión de gobierno de la que fue parte, hasta 2015. De ese período también reconoce que faltó avanzar con el Hospital de Batán, del que solo se llegó a los cimientos.

Consideró que de aquí en más es debe avanzar hacia una comuna modernizada y con colaboración de todos los sectores. “Me imagino compartiendo objetivos con los trabajadores municipales”, dijo Bonifatti, que presentó como objetivo dar forma a una suerte de “co gobierno” con demás partidos y sectores sociales. “Y tomando decisiones difíciles en momentos complicados, con preparación y experiencia”, acotó.

Se mostró confiado sobre sus posibilidades aunque sabe que compite con figuras de trayectoria en la política. “Son candidatos desde hace 20 o 30 años”, dijo en referencia al actual intendente Carlos Arroyo, ex jefe comunal Gustavo Pulti y la ex diputada y actual concejal Vilma Baragiola. “Creo en la renovación política, de personas y formas”, señaló con miras a las PASO de agosto.

Aseguró que desde Consenso Federal buscarán avanzar con el proyecto de protocolo de actuación para Pymes en riesgo. “Antes que lleguen los despidos, se cierra la persiana y se deje de tener relación, hay que actuar con herramientas públicas nacionales, provinciales y municipales”, insistió. Y también para enfrentar el problema de la desocupación insistió con un plan de empleo joven para que personas de 18 a 25 años puedan encontrar trabajo en empresas donde parte de los aportes sociales sean absorbidos por el Estado municipal. “Hay que poner beneficios para expandir”, reclamó.

Sobre le final del programa se lo desafió a calificar y ubicar en orden de mejor legado de gestión de los intendentes que tuvo General Pueyrredon desde el regreso de la democracia. Puso a la cabeza a Ángel Roig, que gobernó desde 1983 a 1991. "Los primeros cuatro años", destacó. Segundo ubicó a Gustavo Pulti, de quién también rescató su primer mandato. Luego ubicó a Daniel Katz, Elio Aprile y cerró con Mario Russak y Carlos Arroyo.

Comentá y expresate