Poco a poco se convirtió en estrella. Fue “Paquita” durante el desembarco de Xuxa y su show en Argentina. De a poco se metió en el mundo de la actuación y no tardó en destacarse con la música. En la televisión o el escenario, cautivó más allá del público argentino.

Natalia Oreiro se convirtió en una verdadera estrella que tiene seguidores en todo el mundo. Por citar solo un caso, en Rusia no puede caminar por las calles sin que la persigan por una foto o un autógrafo.

En medio de su carrera incursionó en el mundo de la moda. Avanzó con el diseño de su propia ropa, se vestía con sensuales prendas y vestidos para cada evento hasta que dejó de tomarlo como una aventura personal para derivarlo en un emprendimiento comercial. “Las Oreiro” se llamó la marca que compartió con su hermana, Adriana.

las oreiro 2.jpg

Vistió así a las principales estrellas de la pantalla chica y exportó parte de su producción allí donde el apellido ya le había abierto los mercados.

Por estos días, las hermanas Oreiro terminan de afinar el lápiz y todo parece indicar –según comentaron a sus más cercanos- que el negocio textil no da para más. Tras doce años, parece que llegó el momento de dejarlo en otras manos o, más que probable, bajar las persianas.La artista debe definir si arriesga un tiempo más o deja este negocio y se dedica solo a su profesión original.

“Las Oreiro” todavía tiene vidrieras en algunos de los principales shoppings de Capital Federal y sus prendas llegan a otros comercios del interior del país.Entre ellas sus jeans, que promocionó con un video en el que ella misma se mostró más que sexy.

Embed

Natalia Oreiro no tiene por estos días problemas de trabajo ni riesgo para su futuro inmediato.A las giras programadas por Rusia y alrededores le suma la certeza de su regreso a horario central con una nueva tira: “Grisel”, que coprotagonizará con Leonardo Sbaraglia en Telefé.

Comentá y expresate