El astro argentino Lionel Messi reflexionó que "el fútbol, como la vida en general, no volverá a ser igual" luego de la pandemia de coronavirus que puso en emergencia sanitaria al mundo entero.

El rosarino se preguntó "cómo va a ser el mundo tras todo lo que ocurrió", al tiempo que expresó "pena y frustración para con aquellos que sufrieron más por la pérdida de seres queridos".

"Más allá del confinamiento y de la situación que nos agarró por sorpresa, muchísima gente lo pasó realmente mal. Todos los que hemos vivido esta situación recordaremos lo que ocurrió de una u otra manera. En mi caso, con un sentimiento de pena y frustración”, admitió en una entrevista concedida a "El País Semanal".

“Creo que hubo muchas cosas negativas en esta crisis, pero no puede haber nada peor que perder a las personas queridas, eso me crea una frustración enorme y me parece lo más injusto de todo”, lamentó el capitán de Barcelona sobre las muertes en todo el planeta.

En relación a su actividad, Messi no dudó en que “el fútbol y el deporte” se verán “afectados”, en especial para las arcas de todos los agentes implicados: “En la parte económica hay empresas que están relacionadas con el mundo del deporte que quizás van a tener una situación más compleja tras el coronavirus”.

En el club Barcelona, por caso, los jugadores acordaron una rebaja del 70 por ciento de sus sueldos durante el Estado de Alarma que decretó el Gobierno de España.

Messi, en referencia a la vuelta del fútbol, que en España se concretará a partir del segundo fin de semana de junio, admitió que “será una situación extraña para todos los deportistas y para cualquiera que tenga que cambiar sus dinámicas habituales de trabajo”.

La pandemia de coronavirus infectó a más 6.000.000 de personas y se cobró cerca de 371.500 vida en todo el mundo, según las últimas estadísticas oficiales.

Comentá y expresate