La primera droga frente a la pandemia del COVID-19 podría estar más cerca de lo que se cree. Distintos ensayos médicos preliminares que se vienen llevando a cabo a lo largo del mundo darían cuenta de la eficacia de un fármaco llamado Remdesevir, un derivado de un producto que ya se utilizó contra el ébola y otras enfermedades.

Distintas agencias de prensa europeas publicaron que en España, por ejemplo, varios hospitales de Euskadi, Madrid y Barcelona ya realizan ensayos para estudiar la eficacia de esa droga en enfermos de coronavirus.

Remdesivir fue fabricado por la compañía estadounidense Gilead, está en fase de investigación, no recibió aprobación de ninguna autoridad regulatoria del mundo y todavía no hay datos que avalen la eficacia y seguridad en pacientes con coronavirus.

Trascendió que este producto mostró actividad in vitro e in vivo en modelos animales contra el SARS y MERS, que son coronavirus de estructuras similares al Covid-19. Se trata, además, de un análogo de nucleótidos, con actividad antiviral que inhibe la ARN del virus, interfiriendo en su replicación y frenando la extensión en las células del organismo.

De esta forma, España se suma a otros países europeos como Italia, Francia y Alemania en estos ensayos internacionales, en los que se va a probar este nuevo fármaco en dos grupos de pacientes voluntarios: el primero con 400 pacientes graves y en el segundo con 600 pacientes en situación de menor gravedad.

El primer paciente de propagación comunitaria de coronavirus en los Estados Unidos fue también en primer enfermo en recibir un tratamiento experimental. Al encontrarse en estado terminal, recibió una infusión de Remdesevir y los avances fueron esperanzadores. Cuatro días después de tomarlo, su fiebre desapareció.

"Pensamos que el paciente se iba a morir, pero no fue así. El día después de la infusión de la droga, mejoró notablemente. No podemos probar que esté relacionado ya que no hicimos las pruebas de PCR en serie (reacción en cadena de la polimerasa) de su sangre, ya que tuvimos pocos recursos y tiempo", sostuvo a la revista Sciencie Insider, George Thompson, especialista que formó parte del equipo que atendió al paciente de California.

"Con la mayoría de los medicamentos en investigación probados en, por ejemplo, monos macacos, existe una buena correlación entre la administración del medicamento y una disminución en la cantidad de virus en la sangre", afirmó el profesional.

Comentá y expresate