Desde la empresa Micro Sur, propietaria de los micros que fueron baleados, dijeron que "fue un ataque mafioso" y que "los fueron a matar".

Ana Steriatelli, propietaria de la firma, dijo que "no fue un ataque a su empresa sino que quieren que las personas no vayan a Buenos Aires a comprar mercadería".

La Justicia investiga el ataque que se registró anoche a dos colectivos que fueron baleados en la ruta 2. Iban a bordo marplatenses que viajaban a comprar ropa a Buenos Aires y vivieron un dramático momento. "Ahora con la ayuda de los medios tenemos más difusión. Necesitamos que esto se resuelva porque no podemos trabajar así", remarcó Steriatelli.

"Nosotros somos una empresa muy chiquita, necesitamos trabajar y poder hacerlo tranquilos", pidió la propietaria de la firma. En este sentido, aseguró que "no tienen problemas gremiales ni con los clientes".

"No tuvimos ni una amenaza. Sabemos que fue un ataque vandálico y mafioso donde podrían haber muerto más de 40 personas", aseveró.

image.png

El ataque ocurrió el martes por la tarde, cuando ya había oscurecido, en la mencionada ruta y el cruce con la 41, a la altura de Castelli. En las unidades se registraron al menos 80 disparos que alcanzaron los neumáticos, ventanas y el motores, informaron fuentes del caso.

A bordo de uno de los micros iban 42 personas y en el otro 29, que afortunadamente no resultaron heridas. “Tuvimos que tirarnos cuerpo a tierra. La policía tardó en venir, al principio no hacían nada”, expresó uno de los pasajeros. En los micros viajaba un grupo de marplatenses que realizaba un tour por Buenos Aires para comprar indumentaria.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate