A pesar de ser muy joven, Antonella Olivera, la hija mayor de Natacha Jaitt, muestra una gran fortaleza a la hora de hablar de su mamá, quien falleció hace sólo unos días en circunstancia que aún se investigan.

Al igual que Ulises, la joven tiene la teoría de que a su mamá podrían haberla matado debido a sus declaraciones sobre una red de pedofilia vinculada al mundo del fútbol.

"La extraño mucho. Era muy sensible y amorosa. Como madre nunca me faltó. Más allá de su carácter, a mí nunca me faltó", comenzó. Con respecto a las dificultades que tuvo por ser "la hija de Natacha", agregó: "Cuando uno es chico, es todo muy fuerte. Sufrí bullying pero nunca me avergoncé de ella".

Además, Antonella contó que una vez le salvó la vida a su mamá: "Después de la operación que le hizo Aníbal Lotocki, le salvé la vida con RSP. Se le fueron los ojos para arriba, se me cayó encima y le hice reanimación cardiopulmonar porque no respiraba. Cuando le vi las piernas, las tenía todas moradas".

Finalmente, con respecto a cómo murió Natacha, la joven concluyó: "Yo no descarto un asesinato. Ella no era ninguna tonta. Sabía lo que podía y no podía hacer".

Comentá y expresate