Fuentes del caso revelaron a AHORA Mar del Plata que Axel, de 20 años, “había nacido con ceguera”. “Y a los siete años se le detectó que tenía autismo severo”, agregaron. Por eso concurría a una escuela especial.

La mujer había quedado embarazada muy chica, “y tuvo problemas durante el embarazo”. Además, lo crió sola y aseguró que “tuvo que dejar el secundario”.

Durante su relato ante el fiscal Juan Pablo Lódola, mientras contaba esta dura historia, la mujer se angustió, quedó en shock y se descompensó, por lo que se decidió suspender la declaración. Leiva no llegó a contar lo ocurrido este jueves por la noche en su casa.

Los investigadores solicitarán la historia clínica del joven para corroborar el relato de la mujer, que se había presentado a declarar por consejo de su defensora oficial, Victoria Sosa.

Según las primeras pericias, los golpes mortales fueron en la cabeza con un elemento contundente que probablemente fue un martillo, tal como aseguró la mujer cuando llamó a la policía. Sin embargo los peritos todavía investigan los detalles. En tanto, la mujer permanece alojada en el Destacamento Femenino de Batán.

El hecho se registró cerca de las 23 y la acusada fue detenida por personal del CPC Sur, que arribó al domicilio luego de tomar conocimiento del crimen por parte de un llamado al 911.

Una vez allí, Leiva confesó que tras una discusión con su hijo lo había golpeado con un martillo en la cabeza y se encontraba tirado en la cama. Al ingresar a la habitación, los uniformados hallaron a Axel muerto en medio de un charco de sangre.

Comentá y expresate