Después de instalarse como una de las imágenes positivas más arrasadoras en el sector político, Javier Milei comenzó un declive a partir de algunas declaraciones y debates que generaron controversias entre la opinión pública. Entre esos temas están la venta de órganos, la posibilidad de "elegir morirse de hambre" en un debate con Juan Grabois, y, ahora, sobre la venta de niños.

Cuando fue consultada su opinión sobre este tema, el diputado liberal fue algo errático y respondió en una entrevista radial: "Yo si tuviera un hijo no lo vendería", aunque aseguró que la respuesta "depende en qué términos se está pensando", alegando que hay una diferencia entre la sociedad argentina y el anarcocapitalismo.

“Cuando digo que soy paleo libertario, quiere decir que en un mundo anarcocapitalista le das un lugar a los usos y costumbres. Va a aparecer un entramado legal como consecuencia de las decisiones de las personas y quizá, en uno de esos contextos, es absolutamente repudiable y no se hace; tiene que ver con lo que decidió la sociedad y piensa determinadas cosas”, agregó Milei.

Frente a la perseverancia de las preguntas de los periodistas volvió a aclarar: “Yo si tuviera un hijo no lo vendería, pero de nuevo, no es lo que está discutiendo la sociedad argentina, quizá de acá a 200 años, qué se yo, pero hay ahí un problema de consistencia porque si hablamos del mundo anarcocapitalista no sería presidente, porque en el anarcocapitalismo no hay presidente”.

image.png

Las medidas del BCRA

También aprovechó la oportunidad para hablar sobre las medidas que tomó el Banco Central el pasado lunes, que restringen el acceso al mercado cambiario. En ese sentido dijo que este tipo de restricciones en el mercado de cambios manifiestan un "problema de exceso de demanda".

Por eso se distanció ideológicamente y destacó que "estas restricciones son cuantitativas" y que "las consecuencias son peores que la devaluación".

“Este exceso de demanda tiene como contraparte un exceso de oferta de la economía, y es la parte grave. Tenés los derrames sobre los otros mercados. Por ejemplo, en el mercado de bonos el exceso de oferta significa que el valor de bonos cae. Entonces, la contracara es que te sube la tasa de interés, eso quiere decir que sube el riesgo país. Cuando vos te querés cubrir de un default de Argentina tenés que pagar un 70% de tasa en dólares, eso tiene dos efectos negativos: 'desintermediás' los ahorros con la inversión, es decir, la gente se quiere llevar los dólares como sea, y por otro lado se te destruye la inversión y se te cae la demanda de trabajo, te cae la acumulación de capital”, explicó el economista.

Según Milei, eso produce "menos productividad, menos salarios reales, aumentan los pobres, aumentan los indigentes, aumenta la demanda de planes sociales, aumenta el déficit fiscal", que se financia con emisión monetaria "que vuelve a meter presión en el dólar". "La no corrección en el sistema de precios te conduce a que estés peor en términos de actividad entonces tarde o temprano te va a estallar en términos sociales".

image.png

Emisión, problemas económicos y subsidios

También recordó el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner, argumentando que el "sobrante monetario" de ese momento "reventó", porque "primero se convirtió en las Lebacs" y luego se recurrió al Fondo Monetario Internacional. "Ese año el Gobierno se patinó 22 mil millones en el marcado de divisas. Vos tenés hoy una pelota de Leliqs y eso es todo emisión monetaria a futuro", dijo.

"Si vos emitís y dejás que los precios se liberen, la híper la tenés, y si no lo haces y tomas otras medidas podes generar un descalabro en términos de actividad y empleo que como no te lo vas a bancar socialmente también vas a terminar emitiendo y vas a generar descalabro social, el de la actividad y además el descalabro de la inflación. No podes evitar pagar los costos”, aclaró.

En respuesta a sus planes con la deuda en pesos, dijo que "la deuda del tesoro es un problema del tesoro y los problemas fiscales del tesoro se arreglan con ajuste fiscal".

image.png

“Cuando hablo de las reformas de primera generación, la primera reforma es el ajuste del Estado. El tema es el siguiente, el ajuste no es por cualquier lado, es sobre las partidas de donde roban los políticos. Podes eliminar las transferencias discrecionales que es corrupción pura, con eso chorean a lo loco. Tenés que terminar con los subsidios económicos pero no a lo bruto como (el ex ministro de Energia Juan José) Aranguren”, detalló.

Por eso insistió en la necesidad de un cambio de modelo ya que “Argentina entró al siglo 20 siendo el país más rico del mundo y hoy hay un mecanismo que si actualizáramos los números estaremos en 50% de pobres y 15% de indigentes".

"Este modelo fracasó, yo te vengo a ofrecer otro modelo. Lo que trato de contar es que a la luz de todas las frustraciones que fui teniendo con los distintos esquemas con los cuales pensé los problemas te digo que el modo en el cual enfoco los problemas es mucho mejor que el que tenía antes, y no quiere decir que la escuela a la que adhiera no tenga problemas, tiene problemas”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate