Lourdes Sánchez se sentó en la mesa de Mirtha Legrand y entre varios temas recordó la operación de urgencia a la que tuvo que someterse. Tras cinco horas en quirófano, los médicos debieron extraerle las trompas de falopio y el apéndice.

“La realidad es que me dieron un antibiótico que no era porque pensaron que era una gastroenteritis. El cuadro era otro, yo tenía una infección en el útero y ese antibiótico tapó el diagnóstico unos días y la infección llegó a las trompas de falopio, por lo que me las tuvieron que sacar. Y también tocó el apéndice”, comenzó su relato, refiriéndose a la primera atención que tuvo en el Sanatorio de los Arcos.

Y continuó: “Entré al quirófano por una hora. Salí en cinco porque había una infección muy grande y había que limpiar todo. Se llegó a tiempo porque si esperaban un día más quizá la infección me perforaba un intestino. Recuerdo que salí del quirófano y mi doctora me dijo ‘Lourdes, te podrías haber muerto’. Nunca me lo voy a olvidar, se me heló la sangre. A partir de ahí, dije ‘listo, vivo la vida'”, afirmó la artista.

“Me preguntan si no me da cosa que me hayan sacado las trompas y no poder ser madre de forma natural, y juro que todo eso quedó en segundo plano. Ahora miro para adelante y obviamente voy a poder ser madre porque hay muchas técnicas. Es para adelante y positiva”, concluyó la participante del Súper Bailando 2019.

Comentá y expresate