Recién llegada a la Argentina, Carmen, la exempleada de Wanda Nara que denunció en los medios no haber recibido ni un peso durante dos años y medio, además de haber quedado varada en la casa que la mediática tiene en las afuera de Milán, visitó este martes el programa de Carmen Barbieri y se descompensó en vivo y en directo tras un ataque de llanto.

Según publicó Clarín, la "casera" de la casa de campo que Wanda y Mauro Icardi compraron antes de mudarse a Francia sufrió un ataque de llanto en medio de la entrevista que le hizo la conductora de Mañanísima (Ciudad Magazine, lunes a viernes a las 10).

Al comienzo de la nota, Carmen recordó que conoció a la ex de Maxi López en 2014, más precisamente cuando empezó a trabajar para ella en Italia a través de una "empresa" que la contrató, y vivió todo el embarazo de Francesca, la primera hija que la blonda tuvo con Icardi.

Según sus palabras, en esa oportunidad trabajó durante dos años para la mujer del mencionado futbolista y regresó a la Argentina. Pero en 2019, luego de haber comenzado a sufrir ataques de pánico, Wanda la llamó y ella regresó a Europa.

"Me dijo que me sacaba el permiso para trabajar en París pero cuando empezó la pandemia me trajeron en auto de Francia a Milán y me quedé ahí", destacó en medio de la entrevista. Y aseguró: "Cuando me llevaron a hacer los papeles me dijeron que para eso tenía que decir que 'estaba en Italia porque había pedido asilo político en mi país...' y ahí me sacaron el pasaporte y empezó todo".

De acuerdo al relato de Carmen, en Milán la citaron "varias veces" y hasta le "aconsejaron que contratara un abogado". "Hasta ese momento yo me quería quedar allá porque me gustaba trabajar para ellos pero después me mandaron al medio del campo, era feo, y yo estaba sola", precisó. "Ella no me llamaba ni para saber si estaba viva o muerta. Solo se comunicaba para avisarme cuando iba a venir", agregó la mujer, de nacionalidad uruguaya.

Entonces, la ahora exempleada de la botinera contó que como no tenía papeles, "no podía ir al hospital ni conseguir los medicamentos que necesitaba" por sus ataques de pánico. "Ella me ofreció 600 euros pero nunca firmé nada y hace dos años y medio que no me paga. La comida me la llevaba el jardinero de la casa y los medicamentos me los conseguía una mujer de La Pampa que conocí allá", aseguró.

Según contó, su día a día era desolador. "Me levantaba, tomaba el desayuno y sacaba a sus perros a pasear. He pasado hambre en la mansión del Lago di Como sin luz ni agua", dijo ante las cámaras, con los ojos llenos de lágrimas.

Sobre el futbolista, en tanto, detalló: "Mauro tiene su caracter y me trataba según cómo estaba el tiempo. Una vez en el campo se habían escapado las gallinas, se enojó y me trató re mal".

Además, sobre las versiones de que a ella la llevaban a la playa y de viaje como si fuera "una más de la familia", Carmen negó todo y dijo que si iba al mar o de vacaciones "era para cuidar a los chicos".

La casera también reveló que efectivamente Wanda le "contaba cosas" de su vida privada (como en el audio en el que le dijo que se estaba separando de Mauro) pero juró "jamás haber filtrado nada" a los medios de comunicación.

"Pero la mamá de Wanda (por Nora Colosimo) no me creía y hasta me pidió que le mostrara el teléfono o si no, llamaba a la Policía", dijo sobre sus últimas horas en Italia antes de regresar a la Argentna.

La mujer, quien desde este lunes es representada por el abogado de L-Gante, Alejandro Cipolla, quien estaría iniciando una "querella penal por reducción a la servidumbre", aseguró entre lágrimas: "No recibí plata de nadie". Y se descompensó.

"No me siento bien", le confió a Carmen, ya casi al final de la nota, antes de desplomarse en el respaldo del sillón en donde se encontraba sentada. Minutos después apareció el médico del programa y le tomó la presión. ¡Afortunadamente no fue más que un susto!

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate