El pasado miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) subió nuevamente las tasas de interés de referencia 0,75%, una medida agresiva que iguala su último movimiento. La entidad monetaria intenta poner paños fríos a la inflación en Estados Unidos, que está en los niveles más altos desde la década de 1980.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), encargado de fijar las tasas, dijo que "la inflación sigue siendo elevada, lo que refleja los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia, el aumento de los precios de los alimentos y la energía, y las presiones más generales sobre los precios". También agregaron que siguen "muy atentos" a los riesgos de inflación.

Con este último aumento, las tasas de interés de referencia quedan en un rango entre 2,25% y 2,50% y la FED subió los tipos de interés un total de 225 puntos básicos en lo que va del año.

Sin embargo, muchos analistas advierten sobre las consecuencias que podría tener continuar con esta fuerte política contractiva e incluso alertan sobre una eventual recesión económica producto de esta desaceleración. De hecho, la economía estadounidense viene contrayéndose a paso rápido aunque el aumento del empleo se mantuvo "robusto".

image.png
Jerome Powell, presidente de la FED.

Jerome Powell, presidente de la FED.

"Los indicadores recientes de gasto y producción se han suavizado", dijeron desde el FOMC. Pero los funcionarios de la FED consideran que la tasa de interés se encuentra en un nivel que mantiene un impacto neutro. Así, de hecho, aseguran que se marca el fin de los esfuerzos de la era de la pandemia para fomentar el gasto de los hogares y las empresas.

Según lo que se leyó en el último comunicado, la FED aguardará a evaluar los próximos datos de inflación para seguir tomando decisiones, ya que no había grandes precisiones explícitos sobre los próximos pasos del organismo.

Los mercados esperan que en su reunión prevista para septiembre la Reserva Federal de Estados Unidos vuelva a subir la tasa de política monetaria en al menos medio punto porcentual, debido al continuo aumento de la inflación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate