La fiscal Andrea Gómez, a cargo de la investigación de la agresión a Matías Montín, el turista de 20 años que fue atacado a botellazos el último lunes, estuvo este viernes en el Hospital Privado de Comunidad, para tomarle declaración a la víctima.

El jueves por la tarde, la investigadora, estuvo al frente del allanamiento en el boliche "Ananá", de La Normandina, donde ocurrió el hecho por el que hay dos detenidos, Gabriel Galvano y Andrés Bracamonte, imputados por lesiones graves.

La fiscal señaló que el allanamiento obedece a buscar "rastros del delito" y aseguró: "observé las cámaras y no me parecieron demasiado nítidas y vengo a verificar esas circunstancias, a ver si hay más cámaras, si se corresponden, si vemos algo que no se vio en el momento, porque el hecho fue a las 0 horas, el aviso es dado a la policía por el Hospital Privado de Comunidad una vez que la víctima ingresa herida al nosocomio y a la policía recién se le avisa entre las 9 y las 9,30 de la mañana”.

En tal sentido, Gómez consideró que “no solamente estamos viviendo en tiempos pandémicos sino en tiempos irregulares. Vemos que se le ha dado una trascendencia a un hecho que, si bien la tiene, se dio en estas circunstancias, en este momento, cuando la periferia de Mar del Plata está explotada de fiestas clandestinas y tenemos heridos en cada turno correspondientes a esas fiestas”.

Sobre un posible cambio en la calificación del hecho, la fiscal indicó que "los que me conocen saben que en principio coincido con la calificación dada por el fiscal anterior, por el doctor Cubas. No encuentro ningún mérito a esta altura de la recolección de pruebas como para cambiar la calificación. Es una postura que va a mantener el particular damnificado, que si bien es bueno que el particular damnificado y la fiscalía anden juntos a la par, lo cierto es que a veces podemos tener algunas diferencias”.

Comentá y expresate