Hace unos días, Pampita fue protagonista de una foto que conmueve. La modelo se fue a pasar unos días a Nordelta y llevó sus pertenencias más preciadas.

Fue el fotógrafo de la Revista Gente quien la retrató justo en el momento en el que dejaba su casa de Barrio Parque con un simbólico cuadro que traslada de casa en casa.

Se trata de un dibujo de su hija Blanca tapándole los ojos a su mamá y de su espalda surgen dos alas de ángel.

De esta forma, la modelo mantiene siempre presente el recuerdo de Blanca, no solo en su corazón y en su mente, sino también en su casa.

Pampita.jpg

En más de una oportunidad, la modelo y conductora explicó por qué le resulta tan difícil enfrentar las pérdidas y de que el recuerdo de la pequeña, fallecida en 2012, es permanente.

En octubre del año pasado, tras su mediática separación de Pico Mónaco, Pampita declaró: “Mi realidad es distinta al resto de la gente… Me destruye a mí cuando se cae un proyecto, tengo un equilibrio muy livianito por lo de Blanca, entonces no es lo mismo”, reveló la modelo.

Comentá y expresate