Karina viene sorprendiendo desde que inició el Súper Bailando, destapando una faceta sensual que conquista en cada gala. Esta vez más que nunca, al bailar el nuevo ritmo “Grandes éxitos” con la coreografía de “Love in an elevator”, de Aerosmith y obteniendo un total de 25 puntos.

Sin embargo la emoción se apoderó de la noche luego de la devolución de Florencia Peña. Comenzó diciendo “Karina, yo te estoy viendo crecer gala a gala. No es la misma Karina que empezó. Vos tenés una cosa aniñada, aunque debés tener tu carácter. Y estoy empezando a ver que empieza a salir la mujer que sos, ¡Tenés que hacerte cargo de esa mujer! ". La jurado quería potenciar el lado más feminista de la cantante y lo logró. Karina no pudo contener las lágrimas y se tapó la cara como avergonzada. El conductor también se conmocionó.

Siguiendo con su relato “No tenés que compararte con nadie del certamen, tenés que fijarte en tu avance, que es enorme. Confía en vos porque sos una bomba.” expresó con total sinceridad Flor.

Tinelli al ver a la participante muy sensible le preguntó sobre situación personal. "Flavio me dio un empujón a hacer cosas que tenía muchas ganas de hacer pero no creí que las iba a hacer" reconoció ella, que fue convocada para un rol protagónico en la obra del coreógrafo “Siddharta”.

Dejando de lado su característica timidez agregó "Porque a veces los artistas tenemos esa presión de estar siempre con una sonrisa, de estar bien, aunque las cosas abajo del escenario no sean tan lindas como queremos que sean”. Haciendo referencia a las críticas que recibe por su cuerpo y a su dolor tras la separación con el Kun Agüero. Además dijo que la pista es una antes y un después, que todas las mujeres deberían animarse y decir “Okey, tengo ganas de hacer lo hago, y enfrento estos miedos al ridículo, a lo que van a decir”. Prometió que verán a una mujer más fuertey que sus lágrimas eran de pura felicidad.

Tinelli confirmó el riesgo que Karina había tomado “Es una mina divina y muy sensible. Te hemos llamado 70 veces, y siempre estabas que no, que no…". Y cerró con alegría ofreciéndole su apoyo al emprender estos cambios.

Embed

Comentá y expresate