Florencia Vigna y Matías Napp confirmaron su separación después de tres meses de relación. Las versiones sobre la ruptura circularon con más fuerza luego de que la participante del Súper Bailando publicara una imagen en Instagram que generó dudas y polémica.

La actriz y su coach del certamen de ShowMatch explicaron en el programa de este viernes las razones que derivaron en la separación. Sin embargo, ante el silencio sobre ciertas cuestiones, Ángel de Brito se encargó de contar que los celos y el ego terminaron de detonar la crisis en la pareja, sobre todo por lo que ocurría durante los ensayos.

"El problema que hay en este grupo es de egos. Más allá de lo personal y lo amoroso, hay un problema de egos. Flor quiere hacer lo que se le canta. Facu Mazzei (su partenaire) quiere hacer lo que se le canta, y el coach desautorizado es Mati Napp. Entonces, en algún momento les dijo: 'Chicos, hagan lo que quieran, yo me las pico'", reveló el jurado del Bailando.

Más allá de lo personal y lo amoroso, hay un problema de egos.

El malestar que sentía Napp generó que lo hablara con otros coreógrafos del Bailando y con integrantes la producción de LaFlia, quienes finalmente lo convencieron para que siga en el certamen.

Esto con (Nicolás) Occhiato no me pasaba.

De Brito reveló los reclamos que intercambiaron Vigna y Napp: "Por ejemplo, él le decía 'che, Flor no estás rindiendo, viniste cansada, saliste hasta las 5 de la mañana con tus amigas y hoy venís flojita al ensayo'. Estas eran las frases que le carcomían el cerebro a Vigna, hasta que un día explotó y le dijo: 'Esto con (Nicolás) Occhiato no me pasaba'. Y ahí estalló todo por el aire; se mezcla el estrés y el cansancio".

Comentá y expresate