La directora de la consultora Management & Fit (M&F), Mariel Fornoni, aseguró que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner "tiene la gran responsabilidad" de la derrota electoral que tuvo el gobierno nacional en 15 provincias, incluida Buenos Aires.

"Cristina tiene gran parte de la responsabilidad. Más allá de que (Victoria) Tolosa Paz sea una apuesta de Alberto Fernández, la que manejó la campaña, la que no permitió que hubiera competencia interna, la que dejó afuera a mucha gente del peronismo tradicional para dar lugar a dirigentes camporistas, fue Cristina", indicó Fornoni en diálogo con Ahora.

La analista política señaló además que "la gente siente que el poder lo tiene la vicepresidente. Más del 60% de la gente dice que el poder lo tiene Cristina. Además fue quien designó al Presidente y la responsable de haberlo vaciado de poder". "La gran responsabilidad de la derrota la tiene Cristina Fernández", reiteró.

Fornoni analizó las elecciones legislativas y habló de las necesidades de la gente. "Hoy los argentinos necesitan certidumbre. Y predomina la incertidumbre, lo que provoca angustia. Estas marchas como la programada para este miércoles y decir que ganaron cuando perdieron el 80% de los municipios de la provincia... El 66% de la gente a nivel nacional votó a la oposición. Salir a festejar genera más incertidumbre", remarcó. "Ya había pasado en las PASO, con la vicepresidenta escribiendo una carta y echando culpas", agregó.

Asimismo, Fornoni se refirió a la situación de Juntos, la fuerza política ganadora del último domingo. "En este momento Juntos tienen que entender que la gente votó mayoritariamente en contra de la gestión de Gobierno. Juntos se llevó la mayoría, ha hecho una muy buena elección en la provincia. Santilli, que era un candidato inesperado, pudo mantener la cohesión. Juntos tuvo una buena performance en las grandes provincias, generando nuevos liderazgos, del PRO más tradicional y la UCR, que tuvo un recambio generacional", analizó.

Sobre el desempeño electoral del resto de las fuerzas, Fornoni indicó: "Me parece que está muy bien que haya nuevos liderazgos. Las elecciones legislativas abren mucho más el voto. La izquierda siempre hace buenas elecciones de medio término, ahora aparecen los libertarios como Espert o Milei... Son terceras fuerzas que han capitalizado descontento o la necesidad de encontrar un discurso distinto. Sabemos que es muy difícil conformar una fuerza nacional. No es lo mismo una elección legislativa que una ejecutiva. La gente está abierta para recibir nuevos discursos".

"La Argentina va a estar muy complicada en 2023, en términos económicos y sociales. Requerirá de un gobierno amplio", concluyó.

Comentá y expresate