Romina Sala rompió en llanto tras enterarse de que la Policía de Guernsey suspendió la búsqueda de Emiliano, su hermano, el futbolista santafesino que desapareció en el Canal de la Mancha mientras viajaba en una aeronave hacia Cardiff, Gales.

"Pido por favor que no paren de buscarlos, por favor paren, ellos están vivos", afirmó la joven, que viajó hasta la ciudad británica para reunirse con autoridades del Cardiff City, el club con el que había firmado su hermano tras arreglar su salida del FC Nantes.

Embed

Comentá y expresate