Por Ninela Teso

Hace 10 años a Marina Sol Torrisi la maternidad le hizo cambiar su rumbo por completo y hoy busca que este cambio llegue a todos. Empezó a pensar en la importancia del medio ambiente y la necesidad de buscar un "futuro posible en el planeta". Así fue que creó la comunidad “Colillas al Tacho”, una campaña de concientización que visibiliza e informa acerca del grave impacto de estos residuos en el planeta.

Ahora, con 33 años, es Técnica Superior en Procedimientos y Tecnologías Ambientales, tesista para Licenciatura en Gestión Ambiental y trabaja en una empresa marplatense que brinda servicio de limpieza mecánica de playas en toda la Costa Atlántica. Pero en este camino, mientras su hija iba al jardín, trabajó en casas particulares para costear su carrera y ad honorem en muchos proyectos.

colillas al tacho 1.jpg

Colillas al Tacho surge a partir de algunos trabajos académicos grupales en los que ahondamos acerca de la problemática y, siendo la gestión de las mismas el tema central de mi trabajo de tesis, sentí la urgencia de llevar adelante una campaña de concientización que visibilice e informe acerca del grave impacto de estos residuos, una tarea que nadie estaba llevando a cabo, y de suma importancia. Afortunadamente conocí una iniciativa española que me inspiró mucho, y con la que de alguna manera conformamos un gran equipo en la lucha contra las colillas ‘No más colillas en el suelo’”, contó Marina.

Según expresó, las colillas contienen “materiales plásticos”, es decir que no se biodegradan. “Retienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas (hidrocarburos, nicotina, cadmio, arsénico, plomo, entre muchos otros), 70 son cancerígenos conocidos para el humano, y quedan aún una enorme parte de sustancias por identificar. Además, son residuos que tienen contacto directo con la boca, pudiendo transmitir virus y bacterias. Son residuos peligrosos. Y esos tóxicos se están dispersando en el ambiente, que nos brinda agua (una colilla contamina 50 lts de agua potable), aire alimento. Mientras ignoramos qué efectos tendremos que afrontar en el mediano o largo plazo”, amplió.

colillas al tacho 3.jpg

La campaña Colillas al Tacho se implementa a través de dos ejes: la información, por lo general a través de material gráfico o audiovisual en redes sociales, así como también charlas en diversas instituciones. Y la acción, realizando actividades en la vía pública, por lo general recolecciones que llama "Recolillacción", o lo que fue la "montaña de la Vergüenza en Julio de 2019”. “La idea es llevar el mensaje fuera de las redes sociales, y mostrar que el problema está en todos lados, pero también que todos podemos hacer algo para mejorar la situación. Por que al fin y al cabo, es para nuestro propio bienestar”, sostuvo.

Los marplatenses y las colillas

Muchos marplatenses están tomando conciencia y cambiando el mal hábito de arrojarlas en cualquier lugar, pero es un trabajo constante para poder llegar a todos con la información, y así mismo es muy difícil elaborar estrategias para lograr que personas sin interés en el bien común también cambien esa costumbre. Los jóvenes hoy en día se involucran activamente, son conscientes de que el mundo es y será el resultado de lo que hacemos o dejamos de hacer. Y resulta muy sencillo que tengan hábitos respetuosos con el planeta porque no conciben hacerlo de otra manera, lo normalizan, en contraste con generaciones anteriores a las que les cuesta desarraigar algunas prácticas”, asevera la mujer.

Respecto a los políticos de la ciudad, Marina cree que los concejales “están trabajando activamente en propuestas para generar conciencia, así como con la colocación de ceniceros, lo cual es muy valorable”. “Pero espero que se hagan eco de la necesidad de celeridad, y soy optimista que pronto veremos una campaña de educación oficial al respecto, como un puntapié inicial para que Mar del Plata sea modelo a replicar en la lucha contra las colillas”, cuestiona.

En su cuenta de Instagram la mujer realiza 'Zoom' para la realización de Eco Colilleros. Se trata de un cenicero de bolsillo, reciclado, diseñado por ella. "Creo fundamental impulsar el uso de ceniceros portátiles antes que la instalación masiva de ceniceros urbanos", completó.

Comentá y expresate