En primer lugar Mestre tuvo una reunión con el titular del Sindicato de los Trabajadores Municipales, Antonio Gilardi, con la idea de conocer la situación de los empleados de la comuna.

En búsqueda de consenso el obispo local, y parte de la Pastoral, mantuvo luego un encuentro con el intendente Carlos Arroyo y algunos de sus funcionarios.

No trascendió puntualmente lo dialogado en ambas reuniones pero se estima que se dio en un marco de neutralidad en búsqueda de poner fin al conflicto que lleva más de tres semanas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate