La prueba piloto de reapertura de comercios minoristas y peluquerías en Mar del Plata flaqueó el domingo en la zona Güemes, allí las cosas se desbordaron entre las 15 y las 17 y se vivieron situaciones insólitas tal como lo reconoció el intendente Guillermo Montenegro.

"En la calle Güemes hubo una falta de respeto, los que fueron a tomar un helado y a pasear fueron unos irresponsables", remarcó el jefe comunal.

Entre las fotos del paseo comercial, hubo una que se viralizó y despertó la indignación de miles de internautas. Allí figuran dos personas, padre e hijo, sin cubrebocas y disfrutando de un helado, despreocupados como si se tratase de un otoño donde no existe una pandemia de coronavirus.

"La prueba piloto fue para ayudar a los comerciantes, no para boludear", graficó el intendente.

"Hay muchas personas que quieren hacerse los vivos y faltan a la solidaridad de toda la sociedad.No podemos tener la avivada permanente de pasear o sacar el perro a 50 cuadras. No era para eso. No se puede andar sin barbijo. No se puede andar paseando o comiendo helado. No se puede consumir en la calle lo que uno compra. Es para llevarlo a su casa", manifestó Montenegro.

Por los motivos que enumeró el intendente, los comercios de la zona de Güemes no serán habilitados a abrir el próximo domingo.

Comentá y expresate