La Cámara de la Industria Pesquera Argentina emitió un comunicado en el que acusó dificultades económicas y pidió medidas "urgentes" para favorecer el desarrollo del sector. Entre los reclamos que enumeraron los empresarios, aparece la "distorsión" entre el tipo de cambio y el costo de vida, ademásdel pedido de "facilitar" la importación de productos y repuestos, en el marco de las medidas restrictivas implementadas por el Gobierno ante la escasez de dólares en la economía argentina.

"La industria pesquera argentina tiene mucho potencial para ser una generadora genuina de divisas para nuestro país y, si se adoptan medidas adecuadas, de incrementar ese potencial. Pero lamentablemente, diversas medidas y actitudes que se han tomando últimamente, solo pueden perjudicar toda la actividad pesquera y además, poner a las empresas en situación de riesgo", indicaron.

"Al exportar la pesca más del 90% de su producción, ello trae como consecuencia un resultado muy positivo en su comercio exterior, esto es que exporta mucho más de lo que importa. Prueba de ello es que en el año 2021 la pesca exportó por u$s 1.990.162.000 e importo por u$s 215.015.000.-, lo que dio un resultado positivo para el comercio internacional de la pesca de u$s 1.775.147.000. En esa situación, se deberían tomar las medidas que correspondan para facilitar la importación de todos los productos y repuestos que necesita la pesca para desarrollar su actividad, ya que en la actualidad es sumamente complejo poder lograr la importación de esos insumo", señalaron desde la cámara.

A su vez, al momento de remarcar la importancia de la actividad pesquera en Mar del Plata, indicaron que "no es aventurado poder afirmar que la pesca origina ingreso en el partido de General Pueyrredon por aproximadamente 1.000.000.000 de dólares anuales"

"La importancia del sector para Mar del Plata se encuentra afectada por el hecho de que la mayoría de los cardúmenes han tenido un desplazamiento hacia el sur de nuestro país, lo que ha ocasionado para la pesca con buques de asiento en Mar del Plata, un incremento en el consumo de combustible, uno de los elementos que más indicen en el costo de la explotación. Ante esa situación, es necesario que las autoridades tenga en cuenta esa situación, y, para el supuesto de restablecerse beneficios por las exportaciones desde puerto patagónicos como están solicitando las provincias del sur, los mismos se otorguen a las exportaciones pesqueras realizadas desde puertos atlánticos, para que de esa forma, se compense el mayor gasto de combustible que tiene la flota de Mar del Plata, y se la ponga en pie de igualdad con la flota que opera desde los puertos patagónicos que tienen un acceso al caladero en forma más próxima", reclamaron.

Al momento de enumerar las dificultades para lograr un mayor desarrollo, los empresarios remarcaron que "en lo que va del año 2022, el dólar tuvo un ajuste del 21.91% y el costo de vida del 36,16% por ciento". "La importante diferencia entre la actualización del tipo de cambio comparado con el incremento del costo de la vida y, sobre todo con los ajustes salariales, demuestra la evidente distorsión que está presentando en una variable económica que es fundamental para la actividad", consideraron.

Por otra parte, los empresarios lamentaron la influencia de los "costos laborales" y apuntaron contra la "conflictividad laboral". "Las empresas, durante esos periodos, además de afrontar los reclamos laborales, han visto su actividad impedida de ser realizada, en varias oportunidades, por diversas medidas de acción directa adoptadas por los gremios del sector, que han imposibilitado la realización de tareas en el puerto ocasionadas por el corte de los ingresos al mismos y, en la zona industrial, por medidas de acción directa que afectaron a las empresas, impidiendo la realización de las tareas y, además, en muchos casos, con acciones ilegales, que se pudieran despachar los contenedores para cumplir con los contratos de exportación, situación que ocasiona un grave daño a las empresas exportadoras", indicaron.

"Hasta la fecha no se ha logrado que los reclamos se encaucen ante las autoridades laborales competentes, y que las autoridades judiciales y policiales tomen las medidas que establecen las disposiciones legales vigentes para impedir ese tipo de medidas. El costo que significan los reclamos laborales, aunque los reclamos sean desestimados y, sobre todo, los juicios por accidentes de trabajo, como consecuencia de una legislación que no busca reparar los daños que pueda sufrir el trabajador, sino favorecer lo que se ha denominado industria del juicio, lleva a los empleadores a limitarse cada vez más en contratar nuevos trabajadores", enfatizaron.

"Los temas que hemos planteados, que no son los únicos que afectan a la industria pesquera argentina, deben ser urgentemente considerados y resueltos ya que, no debe olvidarse que en otras oportunidades, cuando la situación económica afecto a las empresas pesqueras, la consecuencia directa fue la quiebra o concurso de importantes empresas del sector", concluyeron.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate