Ya se mueve en pantalla con una comodidad que la destaca. No es la reemplazante sino que siente que casi es su programa, y así lo demuestra semana a semana, ya sea los sábados por la noche como los domingos al mediodía.

Confiada, muchas veces picante en las preguntas al estilo de su abuela, Juana Viale le dio un giro personal a los programas de Mirtha Legrand, que se mantiene a distancia de la pantalla por la pandemia pero sigue muy de cerca cada uno de estos envíos.

Suele aparecer desde el otro lado del teléfono, con su encanto y la misma pasión que cuando le tocaba conducir, siempre elegante y con un protagonismo único. Incluso con un perfil político más acentuado durante los últimos años, cuando decidió mostrar con claridad en qué vereda estaba parada.

Juana Viale, en su programa de este domingo, pasó por un momento de entrevistador a entrevistada. Gabriel Oliveri, uno de los invitados a la mesa que también tenía al periodista Toti Pasman, la modelo Sol Pérez y el actor Manuel Wirtz, le propuso varias preguntas. La última, relacionada a qué le preguntaría a su abuela si la tuviera cara a cara y en pantalla.

Sin tapujos, avanzó sobre la posibilidad de tentarla a que cuente cómo decidió su matrimonio con Daniel Tinayre, quien fue –según siempre reconoció- el gran amor de su vida. “Ella estaba por casarse con un médico, lo dejó por teléfono”, confesó Juanita.

Dijo entonces que esa historia de un amor abandonado por otro que prosperó y mucho quería que la cuenta la propia Mirtha Legrand, quizás cuando tenga la oportunidad de compartir con ella un programa en el que la tenga como invitada y entrevistada

Comentá y expresate