La inflación de abril se colocó apenas unas décimas por debajo del 4% y la cifra de mayo no será significativamente menor, según distintos economistas.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, pronosticó que el número de inflación que informará el Indec estará cerca de un 3,8% a nivel nacional y de un 3,7% para el Gran Buenos Aires (GBA). Y el panorama que plantea hacia adelante no es favorable: en mayo el IPC arrojaría un 3,5% "si el dólar se mantiene calmo".

"No se observa una baja pronunciada de la inflación, que recién podría perforar el piso de un 3% mensual en agosto o septiembre, si hay estabilidad cambiaria. Y creemos que el dólar no se va a calmar", dijo al Cronista. Las razones principales, según su visión, es que todavía hay "aumentos rezagados".

Para Rajnerman, el año pasado hubo mayores subas en bienes y servicios, una dinámica que se revirtió en los primeros meses de 2019: aunque en marzo los incrementos fueron de 5% y 4,1%, respectivamente, el acumulado del primer trimestre sumó 11,7% y 11,9%. Además, "las paritarias se firman a plazos cada vez más cortos y eso puede provocar indexación", agregó.

Por su parte, Juan Ignacio Paolicchi, analista en EcoGo, distinguió que en la consultora relevaron un 4% ó 4,1% para abril, pero como en marzo proyectaron 4,1% y finalmente fue 4,7% el dato oficial, avisa que el número del Indec puede rondar el 3,7% ó 3,8%.

La clave, para Paolicchi, está en mantener quieto al dólar, pero aún así la baja de la inflación no sería "sensible". En ese sentido, el piso de 3% se perforaría en "junio o julio" y los ciudadanos podrían llegar a las elecciones con un mayor poder adquisitivo por los aumentos salariales.

En cambio, más optimista fue Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos. El economista estimó un 3,7% de inflación para abril, igual que sus colegas, pero indicó que el número para este mes sería de 3%, "condicionado a lo que pase con el tipo de cambio".

Asimismo, señaló que en junio habrá una "oportunidad de perforar el piso del 3%" ya que el tema electoral todavía no estará tan fuerte en la agenda y continuará una oferta importante de dólares del sector agropecuario.

En junio, "con los dólares de la cosecha y el Banco Central que puede intervenir, la inflación podría llegar a 2%, en un mes en que no hay aumentos estacionales ni suba de los precios regulados", según Tiscornia.

Santiago Gambaro, coordinador de Analytica, ubicó a la inflación de abril en 4,2% por "el tipo de cambio y los efectos de segunda vuelta de la suba de tarifas de los meses previos", mientras que para mayo estimó 3,9%,que "podría empeorar de mediar otra suba del dólar".

"La inflación descenderá a 2,6% a partir de junio, siempre y cuando no nos topemos con sorpresas cambiarias", agregó.

Comentá y expresate