Según informó el gobierno porteño, la inflación en la Ciudad de Buenos Aires fue de 6,2% en agosto y marcó una suba de precios de 53% en los primeros ocho meses del año y de 74,6% medido de forma interanual.

En el informe de la Dirección de Estadísticas porteña, se que que la variación del IPCBA, el nombre que tiene el índice de precios porteño, respondió fundamentalmente a las subas en alimentos y bebidas no alcohólicas (7,1%), Salud (9%), Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,2%), Restaurantes y hoteles (5,5%), y Transporte (5,1 por ciento). Estos rubros, en conjunto, explicaron el 71,2% del alza de precios en agosto.

image.png

Respecto a los alimentos y bebidas no alcohólicas, los principales impulsos provinieron de Pan y cereales (7,1%), Leche, productos lácteos y huevos (7,5%), Verduras, tubérculos y legumbres (11,4%) y Carnes y derivados (4,0 por ciento).

Por su parte, Salud registró un alza de 9% por ajustes en las cuotas de medicina prepaga y, en menor medida, incrementos en los valores de los medicamentos. En tanto que Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles promedió un alza de 4,2%, al impactar principalmente las subas en los precios de los alquileres.

Restaurantes y hoteles, por su lado, aumentó 5,5% como resultado de las subas en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida. Y Transporte promedió un incremento de 5,1% debido al aumento del valor del boleto de colectivo urbano, junto con las subas en los precios de los automóviles.

image.png

Analizado como bienes o como servicios, el primer grupo tuvo un aumento de 7,1%, mientras el segundo avanzó 5,5 por ciento. “La dinámica mensual de los Bienes respondió fundamentalmente a los incrementos en los precios de los alimentos (principalmente panificados, lácteos, verduras y carnes). En menor medida, se destacaron las subas en los valores de las prendas de vestir, de los artículos de cuidado personal, de los automóviles y del calzado”, mencionó el organismo estadístico porteño.

Por su parte, el rubro servicios reflejó “los aumentos en las cuotas de medicina prepaga, en los precios de los restaurantes, bares y casas de comida y en los alquileres. Le siguieron en importancia, los ajustes en el valor del boleto de colectivo urbano, en las remuneraciones del personal del servicio doméstico y en las cuotas de los establecimientos de educación formal”, apuntó el informe oficial.

Comentá y expresate