La inflación subió 3,8% en diciembre de 2021respecto de noviembre y acumuló un aumento de 50,9% en los doce meses del año, según reportó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Con estas cifras se desprende que fue la suba de precios más alta desde 2019.

Pese a los controles de precios, las tarifas de servicios de luz y gas congeladas y el atraso cambiario, el índice de precios al consumidor (IPC) superó la última proyección oficial, que esperaba un IPC total p de 33%, según había expresado el Ministerio de Economía en el presupuesto 2022.

La inflación fue impulsada por Alimentos y Bebidas no alcohólicas, que en diciembre aumentó 4,3% mensual (versus 2,1% en noviembre), y la carne fue el rubro de mayor incremento por segundo mes consecutivo. Los precios regulados subieron 1,7% (versus 1,0% en noviembre) con subas en tabaco y TICS a nivel nacional, y electricidad y transporte público a nivel provincial. También impulsó la inflación del mes Transporte, que aumentó 4,9%.

La inflación Núcleo fue de 4,4% mensual (3,3% en noviembre), mientras que los Estacionales subieron 3,7% mensual ( 0,5% en noviembre), con mayores subas de indumentaria y por aumentos estacionales relacionados con el turismo, pero aún con caída de Verduras y menores aumentos de Frutas.

La inflación en 2021 tuvo un sendero de fuerte crecimiento respecto al 2020 cuando cerró en 36,1%, en un período caracterizado por la caída de la actividad económica por la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Si bien desde marzo del año pasado hubo una tendencia de algunos meses de desaceleración de la inflación, ese camino se revirtió desde septiembre con una suba del IPC desde el 2,5% que había registrado en agosto hasta 3,5 por ciento y ya en octubre se mantuvo en ese nivel, hasta ahora.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate