La presión inflacionaria continúa elevando la preocupación en gran parte de Occidente luego de atravesar la pandemia de Covid-19 y con el conflicto actual en Europa con la guerra entre Rusia y Ucrania, lo que incrementa muchos precios internacionales. Este viernes se confirmó que la inflación en Estados Unidos subió al 8,6% anual en mayo, la mayor cifra desde 1981.

En comparación con el mes de abril, el avance de precios aumentó un 1%, según informó el Departamento de Trabajo. Esto significa que los precios crecieron muy por encima de lo que esperaban los analistas, que vaticinaban una disminución de los precios.

Los combustibles se dispararon un 4,1% en el mes de mayo, aunque también hubo grandes aumentos en la vivienda, las tarifas aéreas y los vehículos, tanto nuevos como usados.

Los alimentos registraron un aumento del 10,1%, la primera vez que este ítem alcanza un aumento de dos cifras desde 1981.

image.png
La inflación llegó al 8,6% anual en Estados Unidos en mayo.

La inflación llegó al 8,6% anual en Estados Unidos en mayo.

Expectativas de inflación, tasas de interés y política

Los especialistas esperan que la inflación tienda a disminuir durante este año, aunque sus expectativas son cada vez menos positivas. Lo que señalan algunos es que el Índice de Precios al Consumo podría estar por debajo del 7% para finales del 2022,

Para intentar poner un freno a la inflación que golpea el poder adquisitivo de las familias estadounidenses, la Reserva Federal (FED) implementó dos alzas de las tasas de interés hasta el momento: el primer movimiento fue un aumento de 0,25% y el segundo, con mayor agresividad, de cincuenta puntos básicos.

Con esta tendencia alcista de las tasas, se espera que ésta sea la serie más rápida de subidas de tipos de interés en tres décadas. Lo que busca la FED es hacer más costosos los préstamos, más atractivos los bonos soberanos, enfriar el gasto y retrasar el crecimiento, pero sin hacer que la economía estadounidense caiga en recesión.

Muchos critican la agresividad de la FED señalando que el peligro de la recesión económica es inminente, algo que el presidente de la entidad, Jerome Powell, descartó en más de una oportunidad.

Para los norteamericanos, la inflación es el problema que más aqueja al país y es lo que eleva la tasa de descontento con la gestión económica del presidente, Joe Biden, mientras se acercan las elecciones de medio término y el republicanismo se ha fortalecido en muchos estados.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate