La inflación de mayo fue de 2,1%, según confirmó este jueves el Indec. El nivel general del índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país esa variación en relación al mes anterior. Con lo cual, el indicador acumula una suba interanual del 26,3%.

Este resultado se mantuvo por debajo de las estimaciones de los economistas, para el mismo lapso, que osciló entre 2,4 y 2,8%. En tanto se espera una presión inflacionaria mucho más fuerte para junio, con alzas de hasta el 4% mensual.

Tal como era previsible por la fuerte devaluación ocurrida durante ese mes, las subas más pronunciadas se vieron en los alimentos y bebidas que treparon por encima del nivel general: 3,3%. También hubo un fuerte impulso en los precios del rubro Comunicaciones,que se elevaron 3,9% en promedio.

Dentro del indicador general, los bienes tuvieron una variación de 2,7%, mientras que los servicios tuvieron una variación de 1,1% con respecto al mes anterior. Y al considerar el impacto de las subas a nivel geográfico, el Noreste resultó la zona de inflación más alta con un alza del 2,6% promedio. En GBA, tuvo la más baja, con el 1,9%.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate