El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, apeló hoy a la ironía al referirse a los críticos de Axel Kicillof y su postura contraria al endeudamiento que asumió el actual gobierno. "Si eso que hace Axel es marxismo, yo debo ser marxista", dijo.

Mientras su compañera de fórmula, Cristina Fernández, presentaba el libro "Sinceramente" en Santa Cruz, el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner participó de de un encuentro sobre educación en la Universidad de General Sarmiento,en el distrito de Malvinas Argentinas.

Al igual que en su reciente paso por Mar del Plata, Fernández estuvo acompañado por Kcillof, precandidato a gobernador bonaerense, y su compañera de fórmula, Verónica Magario. Confiado en una victoria, advirtió que no hablaría de pasado sino de futuro.

Se refirió entonces a quienes acusas por sus ideas económicas al ex ministro de Economía de Cristina Fernández. "Ante el dilema que la economía nos presenta sobre si tenemos que optar por no endeudarnos, no castigar a los sectores más débiles y evitar los ajustes, entonces, si eso que hace Axel es marxismo, yo debo ser marxista", remarcó.

Cuando habló de educación citó a Juan Bautista Alberdi y Domingo Sarmiento y le pidió al gobierno que aprendan de ellos. "Son falsos liberales. Liberales de guante blanco, para hacer negocios con su gente", acusó a los actuales funcionarios.

Kicillof, por su parte, manifestó que la educación pública "en todos sus niveles es la fábrica de sueños más importante con la que cuenta la Argentina. Sin educación, no hay un futuro bueno para el país".

"Bajaron a la mitad la inversión en la infraestructura. Lo que prometieron no lo hicieron y además desfinanciaron la educación pública y las universidades", advirtió.

Comentá y expresate