Nahir Galarza deberá cumplir la condena a prisión perpetua que le impusieron por el crimen de Fernando Pastorizzo, cometido en 2017, según confirmó hoy la Cámara de Casación Penal de Concordia.

La Cámara rechazó el pedido de la defensa para que el hecho sea considerado un "homicidio culposo", informaron fuentes judiciales.

Hace un año, Nahir confesó que mató a Pastorizzo "por accidente" y aseguró que no eran novios. "No sé cómo describirlo. Se me puso la mente en blanco, no sabía qué hacer. Tenía la mente como apagada. Estaba desesperada y nerviosa. No sé cómo explicarlo, ojalá supiera cómo hacerlo", sostuvo la joven ante los jueces en aquella oportunidad.

El 3 de julio de 2018, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú integrado por Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian, condenó por unanimidad a Galarza (20) a la pena de prisión perpetua.

"Ha quedado destruida la hipótesis de la defensa de que los disparos se produjeron de manera involuntaria", aseguraron los jueces en su sentencia al determinar que se trató de un "homicidio calificado por una relación de pareja".

El tribunal descartó el agravante de la alevosía que habían pedido las querellas y también el atenuante de la violencia de género, lo que podría haber reducido la pena para Galarza.

Durante las audiencias del juicio declararon cerca de 50 testigos propuestos por las querellas y más de 30 por la defensa.

El crimen de Pastorizzo (20) fue cometido entre las 5.10 y 5.15 del viernes 29 de diciembre de 2017, cuando el joven fue encontrado baleado en una calle de Gualeguaychú junto a su moto tirada.

Inicialmente, Galarza declaró como testigo que había visto a su ex novio la noche anterior al crimen, aunque ante la sumatoria de indicios en su contra quedó detenida, y en una segunda declaración reconoció que lo había matado pero que fue "accidental".

Comentá y expresate