El fiscal general Daniel Adler, a cargo interinamente de la Fiscalía Federal N°2, instó la investigación por la vandalización de un mural en memoria de las desaparecidas y los desaparecidos en la última dictadura cívico militar, situado en uno de los laterales de la Biblioteca municipal, ubicada en la intersección de 25 de Mayo y Catamarca.

El auxiliar fiscal Hércules Giffi encomendó a la División Unidades Operativas de la Policía Federal Argentina la inmediata realización de tareas de investigación con miras a establecer al autores o los autores del hecho.

En el mural pintaron “4380 bombas”, “23585 mentiras” y “17380 víctimas del terrorismo sin justicia”.

Desde distintas agrupaciones calificaron al hecho como un "ataque de odio" y comunicaron que se trata de "otro hecho en la escalada de agresiones por parte de sectores reaccionarios de extrema derecha, racistas, xenófobos, homofóbicos y extremadamente violentos que ameritan una especial atención".

"Creemos necesario el ejercicio conjunto y constante de la concientización sobre el peligro que estas facciones representan para toda la sociedad", argumentaron.

Comentá y expresate