La línea 144 para mujeres que denuncian violencia recibió 252 mil llamados en 2018 en la Provincia de Buenos Aires. La línea telefónica gratuita tuvo un promedio de 21 mil comunicaciones mensuales.

La violencia psicológica (celos, controles, invasión de la privacidad, humillaciones, insultos y descalificaciones) fue la principal causa de las consultas, seguida por la violencia física (golpes, empujones, patadas) y por la violencia sexual (violación, obligar a tener relaciones, negarse a usar preservativo), según el informe del Instituto Provincial de Género y Diversidad Sexual de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, al que accedió Télam.

Desde ese organismo, indicaron que el 73 por ciento de los casos de violencia "se dieron en el ámbito intrafamiliar" y agregaron que "las consultas provienen de mujeres de todas las edades y estatus sociales".

"El análisis de las llamadas que recibe la Línea 144 en la provincia indica que hay un incremento sostenido de las llamadas referidas, puntualmente, a casos de violencia de género", señalaron sin especificar las estadísticas comparativas con años anteriores, aunque atribuyeron ese aumento a las acciones y campañas de difusión del organismo.

La línea 144, confidencial, gratuita y disponible los 365 días del año, las 24 horas del día, atiende consultas, brinda asesoramiento, orientación y deriva los casos en que es necesario articular con autoridades nacionales, provinciales o municipales.

Sobre la contención que se les brinda a las personas que llaman, desde el instituto especificaron que "hay una escucha atenta y activa: se contiene y asesora a la persona que llama" y que, en base a la necesidad planteada, se realiza una derivación a los recursos disponibles en el municipio: las áreas de género, el 911, las fiscalías, comisarías o servicios locales.

"Según un protocolo interno, se evalúa el caso y se deriva al equipo profesional interdisciplinario que presta seguimiento hasta que queda referenciado con un organismo específico", manifestaron.

Comentá y expresate