Con un aumento del 51,7% respecto de julio, la cebolla fue el alimento que más aumentó luego de la brusca devaluación posterior a las PASO. A su vez, el kilo pasó de costar $35,09 durante el séptimo mes del año a $ 53,23 el mes pasado.

Le siguió el kilo de banana, que pasó de valer $52,97 a $62,82, lo que equivale a un aumento del 18,6% en un mes. A su vez, el paquete de 800 gramos de leche en polvo entera escaló 10,2%, al subir de $309,06 a $340,69.

Según publicó Infobae, el kilo de batata, por su parte, subió 9% en agosto (pasó de $31,98 a $34,86), en tanto que la lata de tomates en conserva de 230 gramos escaló 7% entre julio y el mes pasado, ya que pasó de costar $29,68 a $31,77. Los lácteos que no fueron incluidos en la quita del IVA también tuvieron una suba bastante mayor al promedio: mientras que la manteca (paquete de 200 gramos) subió de $97,86 a $104,86 (7,2%), el pote de dulce de leche de 400 gramos aumentó 6,1% (trepó de $77,98 a $82,77).

Los embutidos también subieron fuerte. El kilo de jamón cocido aumentó 4,8%, el de salchichón, 7,2%; y el de salame, 5,9%. A su vez, el paquete de 150 gramos de galletitas dulces envasadas sin relleno se incrementaron 7,7%, al pasar de $ 36 a $38,79, mientras que el paquete de 250 gramos de las galletitas de agua envasadas aumentaron 5,2% y se vendían en agosto a $45,59.

Los productos que fueron beneficiados con la quita del IVA a mediados del mes pasado fueron pan, leche sachet y UAT, aceite de girasol y mezcla, huevos, azúcar, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido, té, conservas (de frutas, hortalizas y legumbres) y yogures.

De esta lista, excepto el arroz blanco, que subió 5,8% en agosto, y el azúcar (5,2%), el resto se incrementó menos que el promedio de los alimentos y bebidas no alcohólicas. De hecho, el litro de leche en sachet trepó desde los $46,88 de julio a $48,37 el mes pasado, es decir, 3,2%; el pan de mesa (390 gramos), 0,8%; la harina de trigo común 000, 3,4%; el paquete de 500 gramos de fideos secos, 1,3%; y los 500 gramos de yerba, 1,9 por ciento.

Comentá y expresate