La marplatense Milagros Menéndez vivió este miércoles una jornada inolvidable, al debutar en el Mundial de fútbol femenino y convertir el primer gol de la remontada de la Selección Argentina, que caía 3 a 0 contra Escocia a falta de 18 minutos e igualó 3 a 3. Con este resultado, el equipo nacional mantiene chances de clasificar a octavos de final.

Embed

Kim Little, Jennifer Beattie y Erin Cuthbert habían puesto a Escocia en ventaja. La diferencia de tres goles parecía marcar el destino desolado para las sudamericanas, ya que una derrota hubiera sentenciado la prematura eliminación.

Sin embargo, en una nueva muestra de amor propio y orgullo, Menéndez marcó el descuento cuando faltaban 15 minutos. El 3 a 1 fue un impulso que capitalizó María Florencia Bonsegundo, ya que la volante del Sporting de Huelva desenfundó un potente remate que quebró la resistencia de la arquera británica Lee Alexander.

El dramático desenlace entregó una escena propia de una obra de Roberto Fontanarrosa. Con "el penal más largo del mundo", la joven de Morteros festejó el 3 a 3 luego de una angustiosa falla que debió repetirse por la referente del Glasgow City, quien se adelantó en su afán de evitar el tanto criollo.

Así, con una nueva intervención del VAR, en la que la jueza norcoreana Ok Ri-Hyang consultó en reiteradas ocasiones los movimientos que sucedieron dentro del campo de juego, la Argentina tuvo una nueva oportunidad para concretar la gesta.

Con la agónica igualdad, las albicelestes quedaron en el tercer lugar con dos unidades y para acceder a los octavos de final depende de dos partidos que se disputarán el jueves: Nueva Zelanda ante Camerún y Chile contra Tailandia. Para que se produzca el milagro, ambos deben terminar empatados.

Comentá y expresate