Tras 30 horas de intenso debate y discusiones, cuatro de los cinco sindicatos de maestros bonaerenses resolvieron hoy acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Educación bonaerense. De esta manera, decidieron suspender el paro de 72 horas previsto para el lunes próximo y que entorpecería el comienzo de las clases en la provincia de Buenos Aires, tras la finalización de las vacaciones de invierno.

El Frente Unidad Docente Bonaerense (FUSB) no lanzó un comunicado oficial sino que la postura de cada gremio fue informada a través de sus portales y comunicados de prensa: la FEB, Udocba, Sadop y Amet confirmaron que suspenden la medida por 15 días. Sin embargo, SUTEBA, el sindicato que conduce Roberto Baradel, decidió desatender el mandato del frente e irá a un paro por 48 horas el próximo lunes y martes.

Los docentes bonaerenses rechazaron la propuesta del gobierno de María Eugenia Vidal de un aumento del 15% a julio, más el 1,7% en concepto de "material didáctico" y la promesa de reabrir la paritaria en agosto.

Las negociaciones en la provincia de Buenos Aires se dilataron a tal punto que ya hubo nueve días de paro."La gobernadora Vidal dispuso por decreto cinco adelantos a cuenta del acuerdo paritario que en los primeros cinco meses del año fueron por un total de un 15% semestral más el presentismo que el gobierno viene pagando en forma trimestral", dijeron fuentes bonaerenses.

Desde el Gobierno advirtieron que en el caso de no acatar la conciliación obligatoria -como sucede con SUTEBA-, se llevarán adelante sanciones económicas e incluso el posible cese de la personería gremial.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate