Una mujer oriunda de la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, cuyo paradero desconocido ya es cuestión de la justicia, estuvo en Mar del Plata alojada en un hotel de cinco estrellas y realizó una compra en un local comercial de calle Güemes.

Este lunes se pudo encontrar el automóvil en el que ella se movía. Estaba a diez cuadras del citado hotel. Por eso sus famillares están en camino hacia esta ciudad para seguir más de cerca la búsqueda.

Estos datos están incorporados a la causa que se tramita en la Unidad Fiscal de Investigaciones de Escobar, que instruye la causa por averiguación de paradero, y surgió del rastreo de movimientos de su tarjeta de crédito personal.

A partir de esa información se pudo corroborar, a partir de imágenes de cámaras de seguridad del establecimiento hotelero de la zona de Playa Grande, que quien se alojó y pagó con esa tarjeta era precisamente Marina Silva Morbiducci, de 53 años, cuyos familiares se preocuparon por su ausencia prolongada y radicaron la correspondiente denuncia.

Su hijo

desaparecida san isidro.png

Su paso por Mar del Plata, con pernocte en ese hotel, fue entre sábado y domingo. Antes del mediodía ya había abandonado su habitación. Y el siguiente paso en su recorrido se detecta con otra compra, en un local de calle San Lorenzo 1440, según confiaron fuentes policiales. Allí pagó con dinero plástico una riñonera.

Personal policial abocado a esta investigación pasó por el lugar y de la consulta al encargado del comercio surgió no solo el detalle de la compra sino que pudo percibir a la mujer en un cuadro de “crisis nerviosa”.

Morbiducci se retiró de su casa el sábado a la mañana, supuestamente con destino a San Isidro. Solo estuvo allí unos minutos y partió. Debía ir a una masajista y nunca llegó. Su ausencia llamó la atención, fue comentada a familiares y de la falta de datos sobre su paradero surgió la decisión de concretar la denuncia.

También por registro fílmico se pudo confirmar que estuvo en las oficinas de trabajo, tomó el cargador celular y se retiró, según confirmó su hijo. Dijo que 12.31 del sábado apagó su celular. Y que antes habló con ella y lo despidió con normalidad: “Nos vemos”, le dijo.

Comentá y expresate