Itatí Leguizamón, la esposa del submarinista Germán Suárez, uno de los 44 tripulantes desaparecidos en el ARA San Juan, denunció este lunes que no la dejaron entrar a la Base Naval de Mar del Plata y que los familiares de los compañeros de su marido la agredieron por hacer declaraciones en el programa de Mirtha Legrand, el último sábado.

"No me dejaron entrar, me agredieron, yo tengo derecho a decir lo que quiera. ¿Por qué no lo admiten? Fue una implosión, no hay posibilidad de vida", dijo la mujer ante la prensa. Y agregó: "500 kilos pesa una batería, no hay compartimento estanco ni nada, no se puede hacer nada".

En ese marco, Leguizamón explicó que los parientes de otros tripulantes la amenazaron con golpearla. "Son unos necios, me dieron a entender que no vuelva a entrar a la Base Naval y no voy a entrar si no me traen seguridad. ¿Para qué? ¿Para que me peguen? Yo no voy a recurrir a la violencia, si ellos son violentos es problema de ellos", concluyó.

Según explicó, a los familiares de los submarinistas que todavía están esperanzados en un hallazgo con vida, no les gustó que ella participara del programa de Mirtha Legrand y declarar que tenían bloqueadas las cuentas sueldo. "Yo voy a decir lo que quiera, tengo derecho. Me dijeron que no lo quería, que era una desgraciada que hablaba así porque no tengo hijos. Lo amo, estoy con su mamá y su hermana, pero no hay posibilidad de nada", señaló.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate