El intendente Carlos Arroyo ratificó este jueves su decisión de no renovarle el contrato a la mutual de guardavidas de cara a la temporada de verano. De esta manera, más de 80 trabajadores se quedarán sin su fuente laboral.

"La mutual firmó un contrato con el municipio en su momento. Ese contrato está vencido y como todo contrato uno lo puede renovar o no. Por distintos tipos de razones, la Municipalidad decidió no renovarlo. Tampoco lo podríamos hacer porque debido al monto que significa, requiere siempre una licitación pública, es un tiempo administrativo muy largo, imposible de cumplir", dijo Arroyo.

Los guardavidas iniciaron una protesta en la Rambla en reclamo por la continuidad de sus puestos laborales,. El acampe incluye cortes de tránsito de dos horas, una medida que generó inconvenientes en la circulación. "Si no obtenemos una respuesta, los cortes se intensificarán este fin de semana largo y durarán más tiempo", advirtieron.

Los guardavidas, que hace más de 20 años que prestan su servicio en las playas de la ciudad, piden por la continuidad de sus puestos laborales, en riesgo tras la negativa del gobierno local a renovar el contrato con la mutual. Además reclaman aumentos que aún no fueron abonados por el municipio

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate