Una mujer italiana se vio obligada a quedarse encerrada durante 24 horas en su casa con el cadáver de su marido, quien murió el pasado lunes con coronavirus.

El hecho ocurrió en el pequeño municipio de Borghetto Santo Spirito (Savona), al norte del país, donde agentes descartaron entrar en la vivienda luego de que el hombre, de 76 años, falleciera dado que la esposa es considerada como un potencial caso de contagio, según informó el local Ansa.it.

Como medida de prevención, las autoridades obligaron a la mujer a permanecer durante 24 hroas en su casa, donde estaba tendido el cuerpo de su marido boca abajo en el suelo de una habitación.

El alcalde de la localidad, Giancarlo Canepa, confirmó lo sucedido y lamentó que nadie pudiera entrar a consolar y ayudar a la mujer, pero explicó que las autoridades están obligadas a cumplir el protocolo establecido.

No es el primer caso similar que ocurre en Italia. La semana pasada, la joven Luca Franzese, de Nápoles, compartió por las redes sociales un video en el que aparecía en una cama doble junto al cuerpo de su hermana, también fallecida con coronavirus.

Comentá y expresate