Con el conflicto bélico aún en escena y las tensiones geopolíticas latentes dentro de la propia alianza, la OTAN celebró este lunes que Suecia diera los pasos necesarios para atender a las demandas de Turquía, que bloquea su ingreso y el de Finlandia a la organización militar.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, dijo que "las señales que Suecia ha proporcionado en los últimos días y con la declaración en el Parlamento la semana pasada y también por parte de la primera ministra ahora son útiles". El jefe de la alianza precisamente está de visita en los países nórdicos para buscar que la situación se destrabe.

Leer también:

Magdalena Andersson, primera ministra de Suecia, también participó de la rueda de prensa en la que Stoltenberg recalcó que los pasos dados indican que ambos países están listos para abordar "de manera concreta" las preocupaciones que puso sobre la mesa el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

En respuesta a los reclamos de Turquía sobre sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Suecia propuso una reforma de su ley de lucha contra el terrorismo y también se mostró abierta a relajar sus normas sobre la exportación de armas, otro punto que Turquía levantó en reclamo.

image.png

"Nos tomamos muy en serio las preocupaciones de Turquía y otros temas, y que no haya preocupaciones de seguridad en lo que respecta a la lucha contra el terrorismo", dijo Andersson, con la esperanza de que la apertura del diálogo tripartito junto con Ankara y Helsinki contribuya a atacar al terrorismo por un lado, y a negociar la entrada en la OTAN por el otro.

"Encantada de recibir al Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Harpsund hoy para conversar conmigo y con el Gobierno. Debates importantes sobre la solicitud sueca de la OTAN antes de la Cumbre de Madrid, incluido nuestro diálogo con Türkiye", publicó en su cuenta de Twitter la primera ministra.

https://twitter.com/SwedishPM/status/1536329872909410310

Sin plazos concretos

Aunque Stoltenberg evitó dar plazos concretos, señaló que espera que el proceso avance "lo antes posible" y que ambos países se incorporen en la OTAN, ya que sus ejércitos cuentan con un alto nivel de preparación y modernidad. En cambio, admitió que no se puede predecir cuándo concluirán las negociaciones.

"Con varias naciones involucradas en esas conversaciones, no hay forma de decir exactamente cuándo podremos resolver y encontrar una forma conjunta de avanzar en esos temas", dijo, tratando de evitar hablar sobre la cumbre de Madrid de finales de este mes en la que se esperaba que se anuncie el ingreso exprés de Suecia y Finlandia.

Algunos miembros de los aliados no tienen mucho optimismo en que aparezca en las próximas semas una concesión por parte de Turquía, en un clima de negociación bastante discreto y con pocas trascendencias sobre las conversaciones.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate