El sitio digital marplatense "La Palabra Precisa", que difunde literatura, cumple ocho años y lo celebra compartiendo cuatro cuentos de Angélica Gorodischer (1928-2022), una de las escritoras más importantes de nuestra literatura, que fueron seleccionados por Mempo Giardinelli.

El 3 de junio se publicará “Azotacalles”, el 10 de junio, “Cosecha”, el 17 de junio, “Benito” y el 24 de junio “El kiosco de la esquina”. Los cuentos seleccionados integran el libro “Las Nenas”, publicado en el 2016.

Aquel espacio virtual surgido de la iniciativa de Marcelo Franganillo, titular de Franganillo/Comunicación, fue convirtiéndose cada vez con más potencia en una vía de comunicación entre autores y lectores favoreciendo la dinámica del placer y el conocimiento propio de la actividad literaria.

El mérito de #LaPalabraPrecisa es primordialmente el generoso aporte de los autores invitados -locales, nacionales e internacionales- que ofrecieron sus obras en forma de cuentos y relatos.

Lo que en un principio fue una ventana en el sitio de Franganillo/Comunicación fue cobrando una identidad propia con fuerza independiente. Todos los viernes en “La Palabra Precisa” es una puerta imaginaria que conecta al lector con las mejores historias literarias.

Cada aniversario en el mes de junio trae una sorpresa y este no será la excepción. Angélica Gorodischer obtuvo en 1965 el primer premio del Club del Orden, que le significó la publicación de su primer libro, Cuentos con Soldados (1965).

En 1988 le fue concedida una beca Fulbright, gracias a la cual participó en el International Writing Program de la Universidad de Iowa. En 1991, también con una beca Fulbright, enseñó en la University of Northern Colorado.

Dio más de 350 conferencias, dedicadas sobre todo a la literatura fantástica y a la escritura femenina. Además, desde 1967 fue miembro de jurados de diversos premios literarios en Argentina y en otros países.

En Las nenas, sus personajes tuercen el destino, se defienden y no se dejan definir por otro. Desde Franganillo/Comunicaciòn agradecieron a la familia Gorodischer y a Editorial Planeta por permitir la publicación de los cuentos.

La infancia como núcleo central de sus cuentos sirve, como dice Liliana Villanueva en Las clases de Hebe Uhart, “para desarrollar la tensión interna del que escribe”. Y agrega: “el que escribe debe involucrarse en la historia y mantener el asombro de los niños: en la infancia todo se da por primera vez”. Esa mirada asombrada es la que Angélica Gorodischer nos propone en estos cuentos.

En una conversación con el Fondo Nacional de las Artes, con motivo de haber recibido el Gran Premio a la Trayectoria Artística, dijo que “leer es adueñarse del mundo”. En este humilde homenaje desde #LaPalabraPrecisa, ahora nos toca a nosotros, sus lectores, adueñarnos de sus cuentos y leerla en www.lapalabraprecisa.com.ar

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate