Una pericia clave de ADN podría complicar a Alejo Milanesi (20), uno de los imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa (18), pero liberado el pasado lunes junto a Juan Pedro Guarino (19) por falta de pruebas en su contra.

Se trata de un cotejo de ADN de los restos de piel hallados bajo las uñas de la víctima, que podrían coincidir con las lesiones compatibles con arañazos de la mano derecha del rugbier, un detalle que fue advertido por los investigadores luego de su detención.

Según publicó Crónica, esto podría cambiar la situación del joven, quien recuperó la libertad debido a que los videos analizados hasta el momento no demostraron que haya agredido a la víctima o a su grupo y tampoco fue reconocido por los testigos en las cuatro rondas de reconocimiento en las que formó parte con los otros nueve imputados.

Los resultados del estudio podría ser una prueba que vincule a Milanesi dentro de la escena del crimen y en una actuación directa contra la víctima.

Comentá y expresate