Una cuenta regresiva seguida por cientos de personas fue el prólogo del encendido de las luces del árbol de Navidad que el municipio volvió a montar en la Plaza San Martín, en el marco del inicio de celebración de estas fiestas de Fin de Año.

Un cerrado aplauso acompañó la iluminación del pino que será símbolo navideño y un atractivo más el el marco del inminente arranque de una nueva temporada de verano y la llegada del Año Nuevo.

El intendente Carlos Arroyo, en uno de sus últimos actos oficiales en el cargo ya que esta semana entregará el mando a Guillermo Montenegro, participó de esta actividad a la que también se sumaron funcionarios, dirigentes de distintas instituciones y organizaciones de la ciudad y mucho público en general.

Un momento que además venía precedido por otro hecho destacado, también con el municipio como protagonista: la restauración de los pocos buzones que sobrevivieron en la ciudad, uno de ellos en Plaza San Martín y dispuesto para que todos los niños puedan dejar sus cartas que envían a Papa Noel en busca de un regalo que les haga más feliz las horas que siguen a la Nochebuena.

Embed

“Es fundamental para mí agradecer públicamente a Costanza Addiechi, que es un ángel de la recuperación", dijo Arroyo. “Y esos monumentos se han recuperado en secreto, porque no se publicitaban, pero se hicieron. En estos momentos recuerdo lo que se hizo en Plaza Mitre con la Avenida de las Farolas, un ejemplo de una recuperación increíble. Yo creo que espíritus que colaboran con la cultura y que aportan lo que aportó Addiechi, deben ser reconocidos", acotó.

También agradeció a la Secretaría de Educación, por su empeño para que "pudiera concretarse todo a la perfección, sobre todo el tema de las cartas. También a las autoridades del Correo Argentino, que han colaborado de una forma maravillosa”

navidad 1.jpg

Finalmente, Arroyo se dirigió a los presentes. “También agradezco a todos ustedes que están aquí. Esto es fundamental para los niños, porque les estamos dando un ejemplo en familia. Hoy (por el domingo) es el Día de la Vírgen, se arman los arbolitos y se une la familia en el Espíritu Navideño. Y ese debe ser el camino. También es muy valioso que esté hoy aquí la Banda Sinfónica Municipal, con la dirección del maestro Ulla. Hemos recuperado una tradición histórica. Yo de chico recuerdo haber venido a la Plaza San Martín a escuchar a la Banda. Y una de mis grandes intenciones fueron siempre recuperar esos momentos de cultura que nos puede proporcionar la Banda Municipal, que es maravillosa, que tiene 100 años de actividad y que tiene algo que el pueblo necesita y merece. Por el pueblo -y para el pueblo- tenemos que tener siempre una Banda como ésta. Gracias y Feliz Navidad para todos”, concluyó el intendente, quien luego del acto se quedó en la plaza recibiendo el afecto y el agradecimiento de los vecinos que se acercaron al lugar.

Comentá y expresate