El actor Diego Peretti opinó sobre el resultado de las elecciones generales del pasado domingo y lanzó una polémica frase: “Espero que no haya garcas ni corruptos en el poder". En una entrevista confesó que se volvió escéptico de la dirigencia política "después del Gobierno de Cristina" porque él "coincidía con el discurso pero veía que en la acción el agua no llegaba a donde debía".

"Quiero que sigamos votando cada dos años porque veo que a la población si la hacés votar y discutir, por más que genere algún conflicto, afina la puntería", enfatizó en declaraciones a Radio con Vos, según publicó Clarín.

Peretti reveló que votó a Roberto Lavagna (Consenso Federal). “Para mí fue el mejor cuadro del mejor kirchnerismo, junto con Alberto Fernández si querés. Y porque machacaba con terminar con la grieta", dijo.

Lavagna fue el mejor cuadro del mejor kirchnerismo junto con Alberto Fernández.

"Siento que el país, o está gobernado por dirigentes a los que les interesa representar a las corporaciones y los intereses económicos y no le dan pelota al pueblo, y después otros que están apoyados en el pueblo y se enquistan en el poder y terminan corrompiéndose. No quiero ninguna de las dos cosas", sostuvo.

Sin embargo, aseguró que "siempre" tiene algo de "esperanza", pero insistió que se puso "muy escéptico después del gobierno de Cristina”. “Coincidía con el discurso pero veía que en la acción que el agua no llegaba donde debía y después con macri las estructuras seguían igual. Encima (José) López y el convento y demás me puso muy escéptico", aclaró.

Me volví muy escéptico después del gobierno de Cristina.

Comentá y expresate