Fueron presentados en La Matanza cuatro vehículos recuperados del narcotráfico -tres de ellos de alta gama- que estarán a cargo de distintas reparticiones de la policía bonaerense.

Se trata de cuatro automóviles que fueron secuestrados en diversos operativos realizados contra las bandas y el crimen organizado, los que ahora pasarán a estar al servicio de la fuerza de seguridad provincial.

Los autos fueron secuestrados por efectivos de la fuerza provincial el 29 de noviembre del año 2017 a una banda de Quilmes en un importante procedimiento denominado "Esvásticas Blancas", en el cual además se incautó droga de la más alta pureza empaquetada con sofisticación para evitar controles.

Acorde a lo establecido por el decreto ley 7543/69 (actualizado por leyes 13434 y 13727), del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, los vehículos secuestrados en causas penales se reutilizarán para dependencias de esa fuerza policial.

La iniciativa va en la línea de la adoptada también por otras fuerzas; sin ir más lejos, el mes pasado Prefectura Naval Argentina (PNA) incorporó una Ferrari 458valuada en 300 mil dólares, mismo destino que tuvo un yate valuado en un millón de dólares y que perteneció al ex funcionario kirchnerista Ricardo Jaime, detenido y condenado por delitos de corrupción.

Ritondo.png

Por otro lado, en octubre de 2017 se le entregó al Cuartel de Bomberos de La Plata un camión Ford Cargo con semirremolque cisterna. Este rodado era utilizado por una banda dedicada a la sustracción de combustible a partir de conexiones clandestinas a oleoductos, la que fue desbaratada por la Policía gracias al operativo "Oro negro" realizado en mayo de 2016.

Durante una rueda de prensa el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, sostuvo que "recuperar estos vehículos para sumar a la seguridad nos da fuerzas para seguir combatiendo el flagelo de la droga e ir a fondo en la lucha contra ella y los narcotraficantes".

Barco.png

"Con esta iniciativa, ajustada a los parámetros de la ley, buscamos darles utilidad a los vehículos que están sin uso y que ahora formarán parte de la logística de la Policía", agregó, antes de sintetizar: "Lo que se utilizaba para el mal fue reciclado para el bien".

En el lugar también estuvieron el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, el juez Juan Pablo Masi, titular del Juzgado de Garantías 5, ambos del departamento judicial de La Plata, y el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni.

Fuente: Infobae.

Comentá y expresate